Hemos Vivido en el Horror

Repetir las tradiciones es para los robots, sentirla es para los humanos

Soy proveniente de una generación que creció en escuelas donde Halloween y Día de Muertos convivían en un lazo armonioso peligroso para algunas instituciones y padres de familia, ni decir del área religiosa, pero eso es otro cantar. “Hay que eliminar ese festival comercial de los gringos y preferir lo nuestro”, era el lema de batalla de muchas personas que miraban la Noche de Brujas con una desaprobación total. “Si supieran que Halloween original es similar a Día de Muertos mexicano”. Llegue a pensar en mi adolescencia. Pero lo peor no era el desprecio por aquella fiesta de origen celta que Estados Unidos adoptó de una manera tan diferente e inclusive de manera divertida, sino la insistencia en la reproducción de tradiciones por que los demás lo hacen.

¿Qué caso tiene repetir el Día de Muertos sin sentirlo en realidad? Por que, por si no lo saben, una cosa es colocar calaveritas en la mesa y otra muy distinta, rendir culto y respeto a esa persona que ya no esta con nosotros. De hecho, de eso se trata realmente: una experiencia sensorial en el que la Vida y la Muerte hacen las paces durante un par de días.

Igual que con la Navidad, la celebración del Día de Muertos es un pretexto para repetir patrones sin siquiera aun comprenderlos. Hay tanto potencial escondido, pero nos gusta rascar solo la superficie. La primera nos trae la paz y el regocijo que da el hecho de haber nacido Jesús, mientras que lo segundo es compartir un momento con las almas que han cruzado al otro lado y que nos recuerdan que somos en esta Tierra -simplemente Peregrinos-. No importa si no llenamos de papel picado las escaleras del colegio, que no coloquemos ofrenda o que no participemos en un concurso de altares. Esas son solamente un par de herramientas… es el objetivo final que le da vida a las fiestas.

Los profesores insisten como si fueran figuras de acción con frases  pregrabadas: “Hay que conservar nuestras tradiciones”, pero pocos son aquellos que se toman la molestia de envolvernos con el misterio y la excitación que las originaron. Por eso nadie las reproduce y después nos quejamos que caiga en la boca salvaje de la Mercadotecnia. Will Somerset Maugham decía que “La tradición es una guía, mas no una cárcel”.

Pero hay un mexicanismo en mí, que no me permite optar por celebrar eventos que no son nuestra cultura, yo voto por el Día de Muertos (por supuesto, el original). Si ustedes pudieran investigar datos históricos de esta fecha en Wikipedia, es muy bueno. Una de las grandes ventajas de nuestra época es la variedad de alternativas, y hay momento y humor para todo. Recordemos con amor y respeto a la presencia etérea de nuestros seres queridos, en convivencia armoniosa de la familia que tenemos a nuestro alcance.

¡Disfruten la fiesta!



Anuncios

Acerca de Gosivan

Menos es más. 🇲🇽 Tw & IG:@gosivan

Publicado el 21 octubre, 2010 en Carta Editorial y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. muy dentro del tema que se avecina en estos momentos me pare muy chido colega espero sigas igual dando temas muy deacuerdo jejeje sigue igual o mejor dicho sigue mejorando cada dia mas cuidate estamos en contacto…

    • Mi estimado colega, gracias por tu comentario, si hay que estar siempre acorde a los eventos, y aparte con tiempo anticipado para hacer consciencia. saludos desde la oficina editora. GOSI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: