Grooming: ¿Bótox o no bótox?

Grooming: ¿Bótox o no bótox?

Grooming: ¿Bótox o no bótox?

La tercera forma más tonta en la que he intentado ser por siempre joven.

Por: David Curcurito

     Una aguja se acerca hacia mi ojo. Juro que apunta directo al iris, pero el doctor Pearlman lo clava justo debajo de las bolsas que se han vuelto un permanente accesorio de mi párpado inferior. A pesar de que tengo encima un par de dosis de lidocaína para adormecer mi cara, siento la aguja picar mi piel. Y puedo escucharlo. Exprime la jeringa de Juvéderm y hace un sonido crujiente amplificado por la caja sonora de mi cráneo, como si disparara pequeños pedazos de vidrio hacia mi rostro. Tres veces debajo del ojo izquierdo, tres bajo el derecho. Entonces masajea mi rostro como si fuera de plastilina. Esto rellenará el borde debajo de las bolsas para que desaparezcan.
     Humecto todos los días. Incluso empleo algunos centavos de más en productos para el rostro. Pero, carajo, comienzo a lucir como un pedazo de fruta que se pudre. Estoy a favor de envejecer con dignidad, pero no tan rápido. El doctor Pearlman me dice que muchos hombres están haciendo esto y que sus expectativas son mucho mayores que las de las mujeres. Yo no tengo ninguna expectativa, sólo miedo de quedar hecho un desastre. Le dije a mi madre que lo haría. Me dijo maricón. Me dijo que pensara en los hombres que han portado sus rostros con dignidad. Sólo puedo pensar en Sylvester Stallone y Marty Feldman.

     Una aguja se acerca hacia mi ojo de nuevo. En esta ocasión apunta hacia mi ceja. El Botox penetra, sale la aguja. Repite. El Botox bloquea las terminaciones nerviosas asociadas a los músculos que le dan fuerza a tus cejas, frente y cualquier cosa que se contraiga. Al bloquearlas, los músculos pueden relajarse y las arrugas que se asientan en tu rostro conforme envejeces ?como el “11” entre mis cejas? se suavizan. Mi imaginación vuela. Puedo sentir los nervios muriendo, enroscándose como cuando rocías herbicida en un diente de león en la entrada de tu cochera. La asistente del doctor Pearlman limpia mi rostro y sonríe como si fuera un niño con la cara sucia. De hecho está sucia, pero de sangre.Dios mío, no hemos terminado. Más agujas pican mis mejillas. Es Restylane para darles volumen y levantarlas un poco, borrando así las marcas de expresión de mi sonrisa. Y un poco de relleno en esas líneas. Le siguen algunos masajes. Más limpieza de cara. 1,830 dólares por veinticuatro unidades de Botox, 1 cc de Juvéderm y 1cc de Restylane. Me duele la cara y mis ojeras se están poniendo negras y azules. Puedes ver las marcas de agujas en mis mejillas. Parezco un Morgan Freeman blanco. Aplicar hielo para la hinchazón. Tratar de engañar a todo el mundo durante cuatro o cinco meses.

     No me siento más joven, sólo un poco menos hinchado. Y aunque no todo el mundo ha notado la diferencia, me siento bien. Como si me hubieran hecho un muy buen y muy caro corte de cabello. Aunque un corte de cabello nunca me ha dolido tanto.

Anuncios

Acerca de Gosivan

Menos es más. 🇲🇽 Tw & IG:@gosivan

Publicado el 11 octubre, 2011 en Estilo & Grooming. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: