‘Dim sums’ hasta el infinito y Le Dragon

‘Dim sums’ hasta el infinito y Le Dragon

por: JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ

fabulous

Hace unos meses, tuve el privilegio de visitar Pekín. Un viaje inolvidable a una avanzadísima megalópolis que, sin embargo, aún guarda en sus hutongs (típicas callejuelas del casco antiguo) la esencia de su cultura. Lo que más llamó la atención de un humilde servidor en mis paseos solitarios (más allá de las extrañadas miradas furtivas que los pequineses lanzan al occidental que se sale del recorrido turístico) fue la enorme cantidad de vendedores ambulantes de comida (como en Nueva York, pero mucho más auténtico). Entre que uno es de gatillo fácil en términos de apetito y que las ganas de experimentar se apoderan de mi ser progresivamente, no pude resistirme a probar todo cuanto me iba encontrando. Fruta garrapiñada por aquí, pinchos de cerdo por allá… y lo más habitual (pese a no estar en Hong Kong): Dim sum.

Ya me había sumergido en el universo de estos maravillosos bollitos de masa al vaporhace tiempo, gracias a los pequeños puestos de la calle General Margallo de Madrid(en ese mini Chinatown que se ha creado junto a la zona de negocios del barrio de Tetuán). Lo que empezó como una simple afición, lleva visos de convertirse en obsesión. Me di cuenta la semana pasada, en Londres. Saltándome todos los planes de viaje, me acerqué hasta las inmediaciones de Leicester Square, cerca del mítico pub WaxyO’Connor’s o el espectacular hotel W, y no pude contenerme a probar (otra vez) unos dim sum rellenos de cerdo en un pequeño comercio de la zona. Cosas del cosmopolitismo made in UK. Lo suyo hubiera sido aprovechar la hora del té para tomarlos como marcan los cánones de su origen asiático, pero el instinto no entiende de convencionalismos.

De vuelta a casa, me ha resultado grato enterarme de que el restaurante Le Dragon acaba de fichar a dos cocineros especializados en esta materia. Ambos, junto al jefe de cocina Chiu Kam Hoi, han diseñado una carta orientada a saciar las necesidades de enfermos del dim sum como el arriba firmante. Una excusa idónea para disfrutarlos en la atmósfera adecuada y sin salir de España.

Lo más recomendable es elegir entre el menú de degustación (que incluye un rollito, dos cestas de dim sum a elegir, rape con salsa agridulce, pato Chempy, ternera salteada al wok con verduras, arroz Le Dragon y postre) o el menú ‘Fórmula Dim Sum’(con seis cestas de dim sum para dos personas, cerdo con salsa agridulce, langostinos con especias chinas, arroz tres delicias, y surtido de helados y sorbetes). A la plancha, fritos, al vapor, con masa de trigo, de huevo, de arroz, rellenos de carne, de marisco, de verduras, en rollitos, en empanadillas, en forma de ravioli… Id pidiendo. Yo todavía no he conseguido decidirme.

Anuncios

Publicado el 21 enero, 2012 en Features y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: